http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20060331

¡Bienvenida, Catalunya, al concierto de las naciones!

Se acaba de reparar una injusticia histórica y se ha subsanado, por fin, un error histórico, geográfico y político que venía durando siglos: el Estado español ha comenzado a reconocer -¡al fin!- que sus regiones autónomas son verdaderas naciones, con sus derechos y características especiales y únicas. Esto equivale a decir que España acaba de aceptar su propia y verdadera naturaleza, a saber: España no es en realidad un país, SINO UN ESTADO MULTINACIONAL.
La primera beneficiada de este mea culpa histórico del Estado multinacional español ha sido Catalunya, que fue reconocida ayer como nación.


Escudo nacional, escudo de la Generalitat de Catalunya y bandera de la nueva nación
Con todo derecho, pues, a partir de hoy cualquier catalá puede responder a la pregunta acerca de su nacionalidad, con fuerza y orgullo "Catalá!" en lugar de "española".
La derecha española, mientras tanto, tiembla, porque ve asomarse en el futuro reclamos similares de las futuras naciones de Euskadi y Galicia, y por qué no de Cantabria, Baleares, Asturias, Canarias, Ceuta, etc....
Saludamos y damos la bienvenida, entonces, a esta nueva nacionalidad, antigua y noble pero siempre oculta dentro de otra ficticia, que ha salido hoy a la luz para siempre y siempre jamás.
¡Bienvenida, Catalunya!
Noticia original (Clarín, Buenos Aires)
Noticia en catalá (Generalitat de Catalunya)
Texto del acuerdo (en castellano)