http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20060328

¡Adiós, Maestro...!

Se lo ha comparado con Lewis Carroll, con James Joyce, con Jonathan Swift, con Jorge Luis Borges.
Pero eso no importa. Importa su arte. Importan las obras perdurables, impares, únicas, que nos dejó. Diario de las estrellas, Ciberíada, Solaris, La investigación, La fiebre del heno, piezas increíbles de orfebrería literaria, de acrobacias verbales, de perfección estilística, de fina ironía social, que están destinadas al panteón donde se guardan los clásicos eternos.
La ciencia ficción ha perdido a uno de sus últimos grandes maestros. Se ha ido Stanislaw Lem.
Nosotros nos hemos quedado sin uno de esos grandes artistasa los que, sin conocerlos, consideramos nuestros amigos, guías y mentores, porque acompañaron desde el principio nuestro crecimiento moral e intelectual, nos brindaron inacabables horas de entretenimiento e imaginación y nos enseñaron, por último, a escribir y a ser mejores artistas y mejores personas.
¡Hasta siempre, Maestro Lem!

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home