http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050802

¡Picarones, los cavernarios!

De Clarín de hoy:

El sexo “non sancto” de los hombres prehistóricos
El primer falo de piedra tiene 28 mil años de antigüedad y según los expertos era usado como juguete erótico. Pulido y esculpido con exactitud, es una rareza de la era glaciar.




Es la representación simbólica más antigua de la sexualidad masculina y fue descubierta en una cueva en Alemania. El falo de 20 centímetros de largo y 3 centímetros de diámetro se remonta a 28 mil años atrás; está finamente esculpido en piedra y fue hallado en la cueva de Hohle Fels, cerca de Ulm. El precioso hallazgo prehistórico fue reconstruido con paciencia a partir de 14 fragmentos y su extraordinaria factura, la superficie bien alisada y las medidas cercanas a las dimensiones reales de un pene, llevan a los científicos a pensar que se trata de un auténtico juguete erótico de la era glaciar.
El profesor Nicholas Conard, del departamento de ecología prehistórica de la Universidad de Tubinga, dijo a la BBC que “además de ser una representación de los genitales masculinos”, el utensilio podía quizá ser utilizado para mellar el sílex, como demuestran algunos signos típicos sobre la superficie del falo de piedra”. Los investigadores explican además que la forma inconfundible del objeto y los anillos tallados alrededor en un extremo dejan pocas dudas en cuanto a la naturaleza simbólica del objeto, que además está “finalmente pulido y es claramente reconocible".
El grupo de Tubinga, que lleva a cabo las excavaciones en Hohle Fels, ya había encontrado 13 fragmentos de falo de piedra, pero sólo con el hallazgo del fragmento número 14, el año pasado, se pudo completar el rompecabezas del extraordinario descubrimiento. Todos los trozos fueron hallados en un sitio, en el interior del complejo de las cuevas, donde hay numerosos indicios acerca de las actividades de los seres humanos “modernos”, posteriores al hombre de Neanderthal.
La zona de las excavaciones es una de las más importantes de Europa central y ha proporcionado piezas del Paleolítico superior. Este período se vincula comúnmente a la difusión del Homo sapiens, o sea a grupos humanos con características físicas similares a las del hombre actual. De las cuevas de Hohle Fels procede también una figura de ave esculpida en marfil de mamut, de casi 30 mil años de antigüedad, ya reconocida como la representación más antigua de una especie animal en Europa.
Símbolos fálicos en piedra ligeramente más antiguos que el alemán fueron encontrados anteriormente en Francia y Marruecos, pero el hallazgo de Hohle Fels es único. “Las representaciones femeninas con atributos sexuales muy acentuados son numerosas en muchos sitios –dijo Conard– pero las representaciones de genitales masculinos son rarísimas”. El falo de Hohle Fels estará en exhibición en el museo prehistórico de Blaubeuren en una exposición llamada “Arte glaciar - decididamente masculino.”