http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050616

Le comieron la lengua los ratones, mientras usted y yo pagamos por él

El controvertido tema de las puertas de emergencia de Cromañón no pudo aclararse demasiado con la declaración indagatoria de Chabán, quien evitó responder varias preguntas clave. Aquí van algunas:
Chabán dijo que la puerta de emergencia era la que da a Jean Jaurés, como figura en la habilitación, y ésa era la finalidad que él le daba. Sobre la puerta que da al hotel Central Park, que estaba cerrada, señaló: "Está prohibida". No quiso responder si tenía la barra antipánico instalada, y si estaba cerrada con alguna cadena o candado.
¿Esa puerta tenía una indicación lumínica en su parte superior con la inscripción "salida de emergencia"? "Tienen que preguntarle a Bomberos o Lagarto". ¿Tal indicación lumínica se encontraba encendida en los recitales? "No me acuerdo". Nombró a dos personas, Mario Díaz y Juan Carlos Bordón, como autorizadas para abrirla.
Esa puerta, informó, fue utilizada para evacuar al público en un incendio anterior. ¿Por qué ese día pudo ser abierta?, preguntó el fiscal Juan Manuel Sansone. "No sé. Recuerdo que empujaron y abrieron". ¿Por qué el 30 de diciembre estaba trabada? "Me niego a contestar".
El fiscal quiso averiguar sobre Cemento, pero el abogado Pedro D'Attoli impugnó las preguntas por no ser motivo de la investigación.
¿Sabía que el certificado de Bomberos estaba vencido?, siguió la indagatoria. ¿Exigía la inscripción en el Gobierno de la Ciudad del personal de seguridad que acompañaba a los grupos que trabajaban en Cromañón? Chabán no contestó.
No aclaró qué relación lo une con los responsables del hotel, ni cómo llegó a Cromañón. Sí aclaró que él pagaba la luz.
¿Cuál es el número de personas que a su juicio y por su conocimiento en materia de recitales es tolerado por metro cuadrado?, le preguntaron. Y ante esta consulta también se negó a declarar.


Independientemente de la forma desvergonzada en que este señor se burla de la justicia, la Policía de la Provincia ha vuelto a reforzar la seguridad del imputado:

La presencia de Omar Chabán en San Martín sigue generando tensión. Esta mañana, comerciantes y vecinos volvieron a quejarse por los problemas que genera la residencia del empresario en el municipio y pidieron que fije su residencia en otro lugar. El estricto operativo de custodia del empresario -en el que intervienen alrededor de 60 policías- generó ya más de un inconveniente en los alrededores del edificio de Pellegrini al 2000, donde vive la madre del empresario. A eso se suman los escraches que realizan en el lugar familiares y amigos de las víctimas, quienes ayer -por ejemplo- provocaron el virtual colapso de toda la zona céntrica de San Martín. "Hay basura acumulada en las esquinas y pintadas en las paredes. La clientela que antes venía no lo está haciendo como antes", aseguró el dueño de un negocio cercano en declaraciones radiales. Ayer, el intendente local, Ricardo Ivoskus, se hizo eco de los reclamos y pidió al Gobierno nacional que interceda para que Chabán sea llevado a otro lugar. El jefe comunal consideró como "inconveniente" que el empresario continúe viviendo junto a la plaza céntrica de su municipio.

Imagínese lo siguiente: usted tenía una propiedad en venta en esa zona. ¿Quién se la va a comprar, ahora? ¿Para qué? San Martín se ha convertido en un sitio insalubre, peligroso, antieconómico y, encima, se cuida a los imputados como si fueran frágiles y núbiles niñas que mereciesen se defendiera su honestidad.
Como se cita arriba, el intendente municipal Ivoskus ha comprendido lo que veníamos advirtiendo desde esta columna.
Si yo viviese allí, les aseguro que recurriría a la justicia por daños y perjuicios y accionaría judicialmente para que la municipalidad no me cobre alumbrado, barrido y limpieza ni impuestos municipales.
¿Qué esperan los vecinos de San Martín para demandar a la Municipalidad, a la Provincia, a Chabán, a la Policía y a la Justicia por los daños y perjuicios que están sufriendo? ¿Quién les devolverá a los pobres comerciantes de la zona las ventas que no han hecho, no hacen y no podrán hacer por culpa de este conflicto?
Les dejo mi solidaridad y mi tristeza por este nuevo atropello a la libertad que están sufriendo.
Pero yo que ustedes haría algo...

MÁS:
Nota de fondo en Clarín (completa)

A los huevazos con la policía

De cómo los jueces de la Suprema Corte explican que la culpa de todo la tienen los periodistas, y con soltura, firmeza y profundidad técnica afirman que la resolución fue justa y que nada obsta para que el supuesto responsable de 193 muertes le amargue la vida a un barrio entero y vaya por allí, tan campante