http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050609

Si no fuese trágico sería gracioso...

La frase del título pertenece al maestro del grotesco Eugene Ionnesco.
Pero se aplica siempre, siempre.
Especialmente en la Argentina.
Ya hemos hablado del ¿señor? Omar Chabán, un morocho que se dio a la fuga y fue capturado y procesado no sin antes haber ocultado 193 cadáveres en el closet de su primorosa residencia.
Ahora se ve venir la condena por homicidio con dolo eventual, y, desesperado como rata en entubamiento del Maldonado, escribe a los deudos de las víctimas esta descostillante (si no fuera patética) carta de pedido de perdón.
Si es de estómago fuerte, y no le agarran ansias asesinas, puede leerla gratis en Clarín de hoy.
Lamento que se vaya a indignar como lo está hoy toda la sociedad argentina.
¿Será justicia?

Garrapatas mortíferas

Hemos escrito acerca de las encefalopatías espongiformes y sus diversos medios de contagio al ser humano.
Si bien la noticia siguiente no habla de las EE sino de un tipo de encefalitis, no está demás recordar que las picaduras de insectos son una muy importante puerta de entrada para enfermedades mortíferas y bastante espantosas.
Publicado en Infobae de hoy:



La garrapata del ciervo (Ixodes scapularis), responsable de esta muerte.
Macho (der.) y hembra (izq.).




Una mujer de 63 años murió en la región de Sverdlovsk, en los montes Urales, a consecuencia de la picadura de una garrapata infectada de encefalitis, informó hoy Ana Kalinina, funcionaria de la Inspección de Epidemiología de Rusia.
La mujer, vecina de la localidad de Kirovgrad, no prestó atención a la picadura del animal, no acudió al hospital y trató de curarse por sus propios medios, dijo Kalinina a la agencia "Itar-Tass".
Según la portavoz, éste es el primer caso letal de encefalitis trasmitida por estos ácaros que se registra en la región de los montes Urales en lo que va de año.Añadió que en los hospitales de esta región rusa al menos 13.000 personas, entre ellos 2.700 niños, han sido atendidas por picaduras de garrapatas, que además de encefalitis, propagan la bacteria Borelia, causante de la Enfermedad de Lyme o fiebre recurrente.
Contra la encefalitis viral y la fiebre recurrente existe una vacuna y, en la primera fase, ambas enfermedades son curables.