http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050404

El suicidio de la Iglesia Católica

Todos sabemos que la Iglesia Católica ha intentado suicidarse más de una vez: primero en las Cruzadas, luego con la aniquilación de los Templarios, más tarde con la Inquisición, tras ello con la expulsión de los jesuitas... Para lo que no estábamos preparados era para escuchar lo que escuchamos en las últimas horas: que un cardenal argentino es "papable".
En efecto, el cardenal Bergoglio parece tener -según muchos medios internacionales- grandes posibilidades de ser elegido Papa en fecha próxima.
Era lo único que faltaba: la manera más eficiente de disolver una sociedad, de quebrar una empresa, de lograr el suicidio de un depresivo o de acelerar la muerte de un enfermo es a cargo de un argentino.
Y ni hablar de una organización que se enfrenta a los problemas que se abaten sobre el catolicismo luego de la muerte de Juan Pablo II.
Señores cardenales: más les valdrá elegir a un papa negro, a uno islandés o, como quería el bueno de Robert Silverber, a uno robot, antes que poner las ingentes riquezas y la compleja organización de la Santa Madre Iglesia a un argentino.
Después no digan que no les avisé.