http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050303

Clepsidra: que veinte años no es nada...


Portada del número 16 de Clepsidra Posted by Hello

Yo estuve ahí. Acaso usted no, pero nunca es tarde cuando la dicha llega.
El ínclito editor y poeta Daniel Rubén Mourelle nos recuerda que existió Clepsidra, una revista de "filontasía y fantasofía" que marcó una época en la actividad editorial argentina.
Fue hace 20 años ya, ¡qué barbaridad!, pero sigue viva en la web.
Es un ejercicio de memoria y de imaginación visitar algunos textos de los que allí viven, en especial el fabuloso y emotivo "Revista literaria sobre bicicleta roja" que se encuentra en la página principal.
¡Felicidades, Clep!

¡Uuuuupsssssss!

El Premio Planeta en problemas...
De Página /12 de hoy:


LA EDITORIAL PLANETA APELARÁ EL FALLO

Con el prestigio en juego

Después de dos días de conocerse el fallo judicial que condena a la editorial Planeta, a Ricardo Piglia y a Guillermo Schavelzon a indemnizar al escritor Gustavo Nielsen por haber existido “predeterminación predisposición” en favor de Piglia para la obtención del Premio Planeta 1997, el grupo editorial emitió un comunicado de prensa en el que anuncia que acudirá a la Corte Suprema de Justicia para apelar el fallo, por considerarlo “un acto arbitrario”. Tras listar a todos los ganadores del Premio Planeta desde su creación en 1992 –“el único premio literario convocado por una editorial en nuestro país”, aclara el comunicado– y a los jurados (“personalidades que, a través de sus trayectorias, son los mejores garantes del premio”), el comunicado asegura: “El Premio Planeta 1997 fue otorgado con justicia a Ricardo Piglia por su obra Plata quemada. El jurado premió en forma unánime una novela que reunía los requisitos que exigen las bases del premio para poder presentarse”. La editorial aclara que en una primera instancia judicial la demanda de Nielsen fue desestimada “al no estar acreditada la existencia de connivencia entre los demandados para otorgar el premio al Sr. Piglia, con perjuicio para los demás concursantes”. “Se expresó en esa sentencia que la acción se fundó en una serie de conjeturas y suposiciones del demandante, extraídas de reportajes, sin sustento alguno. Quedó descartado, también, el incumplimiento de las bases del concurso”, detalla en el comunicado, y finaliza: “Así las cosas, el Grupo Editorial Planeta ha sido sorprendido por el nuevo fallo que, a juicio de nuestros asesores jurídicos, constituye un acto arbitrario, pues el Tribunal se ha apartado de los términos de los escritos de demanda y sus contestaciones, valorando en forma antojadiza las pruebas rendidas”.