http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050302

¡Primicia exclusiva! ¡En la Argentina hay UN juez bueno, que cumple con su deber y hace cumplir las leyes!

El Diario Clarín publica, en su edición de hoy, una noticia sobrecogedora: ¡Hay un juez argentino que imparte justicia! ¡Verdadera justicia! Una obra social se negaba a entregar las drogas antirretrovirales (que en la Argentina, por ley, son GRATUITAS Y DE ENTREGA OBLIGATORIA) a una paciente con sida: el juez ¡SE PRESENTÓ EN PERSONA ANTE LA ENTIDAD MÉDICA Y OBTUVO EL CÓCTEL NECESARIO PARA UN MES DE TRATAMIENTO!

Aquí va la noticia:

CASOS: UNA ACCION INUSUAL DE LA JUSTICIA DE LA PLATA ANTE LA OBRA SOCIAL DE LOS EMPLEADOS PUBLICOS BONAERENSES

Un juez reclamó personalmente drogas antisida para una mujer: tras el recurso judicial de la paciente y al ver su estado desesperante, se trasladó a la obra social. Allí lo hicieron esperar más de una hora, hasta que lo atendió el presidente, quien le entregó los remedios.
Por Mónica Galmarini y Fabián Debesa (LA PLATA - CORRESPONSALÍA)

Un juez platense tuvo que ir personalmente a la sede del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) para exigir a las autoridades que entreguen un cóctel de drogas para el tratamiento de una afiliada enferma de sida.
El magistrado llegó a la sede de la obra social de los empleados públicos bonaerenses y esperó más de una hora hasta que lo atendió el presidente del organismo, a quien requirió el cumplimiento de una medida cautelar a favor de la paciente.
La mujer había acudido a la Justicia por los reiterados retrasos de IOMA en el suministro mensual de los remedios.
El primer recurso lo presentó en mayo de 2004. Hubo una sentencia que condenó a la prestadora a proveer los medicamentos en un plazo no mayor de dos días a partir de la presentación de la receta.
No obstante, las demoras volvieron a ocurrir.
Hasta que el 28 de febrero la mujer —al borde de la desesperación— pidió al juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, Luis Federico Arias, una nueva intervención de la Justicia porque hacía una semana que no tomaba las drogas incluidas en el cóctel previsto para enfrentar el sida. En ese período la carga viral de la mujer aumentó a 1.500, situación que le provocó un serio riesgo de vida, según explicó Arias a Clarín.
Entonces, el juez firmó otro dictamen y dispuso que en un plazo no mayor a las cinco horas la ex empleada pública de 50 años debía recibir la medicación.
En el IOMA no había ningún funcionario que hiciera cumplir la orden judicial. El itinerario burocrático comenzó este lunes a las 7,40.

A ver si el ejemplo cunde, doctores en leyes... ¡Felicitaciones para un juez incorruptible, sano y estricto en el cumplimiento de la ley! ¡Así se imparte justicia!

La noticia completa y varios comentarios al respecto, pinchando aquí.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home