http://photos1.blogger.com/img/99/3753/1024/marcelovoynich2.jpg

20050208

Leonardo Moledo escribe sobre Einstein

En la sección Noticias de Axxón, los periodistas Alejandro Alonso y Joe Garrafex llaman la atención sobre un interesante artículo de nuestro viejo amigo Leonardo Moledo acerca de Albert Einstein y la Relatividad:

08/Feb/05

El cerebro mágico

Es verdad: fue un alumno opaco, huyó de los nazis, habló en contra de la bomba atómica, patentó su mayor descubrimiento en una ecuación incónica (E=mc2), redefinió a Dios con un aforismo ("Dios no juega a los dados"), e impuso la figura del científico bonachón, pacifista y distraído. Pero, honestamente, a cien años de aquel 1905 en el que publicó la Teoría de la Relatividad que lo convirtió en quien fue: ¿sabe usted por qué Albert Einstein inventó el siglo XX?


"Mi hijo se siente profundamente infortunado con su actual situación de desempleo. Día a día crece en él la sensación de que su carrera va desencaminada."
Carta de Hermann Einstein, padre de Albert (1901)

(Radar-Página/12, por Leonardo Moledo)
A fines del siglo XIX, Occidente en general se aproximaba lenta pero firmemente a una seria crisis política y cultural: la paz armada y la competencia capitalista entre las potencias europeas desembocarían en la guerra del ‘14 y el ascenso del socialismo y el movimiento obrero en las revoluciones rusas; la pintura se desprendía de la forma, enfilaba hacia el cubismo y, más allá, la abstracción; la música ensayaba disonancias; la literatura iniciaba el camino que la apartaría del naturalismo y desembocaría en el fluir de la conciencia de Proust, Woolf y Joyce; y las matemáticas sufrían los rigores de la teoría de conjuntos, que sacudirían la filosofía y que rematarían en el positivismo lógico.
La física, que en el siglo XIX se jactaba de poder explicar todo lo existente, por su parte, estaba en un brete bastante serio. La triunfal teoría electromagnética de James Clark Maxwell había resucitado los viejos fantasmas del movimiento y el reposo absolutos, que Newton y su mecánica habían desterrado dos siglos atrás. La visión novecentista del mundo había llenado al universo vacío de Newton con éter, una dudosa y repugnante sustancia aristotélica, donde vibraban las ondas electromagnéticas, y que se encontraba en "reposo absoluto" en todo el universo.
Pueden leer el artículo completo haciendo click aquí.

1 Comments:

At julio 23, 2009 12:56 a. m., Blogger Ezequiel M. said...

http://www.leonardomoledo.blogspot.com/

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home